SINCLAIR QL
IMÁGENES II

Un total de 23 fotografías comentadas de mi propio material, extraídas la mayoría de un antiguo video que realicé hace años.



Varios conectores

En esta imagen podemos ver, empezando por la izquierda, dos conectores de red local Sinclair -NET- (que permitían conectar entre sí hasta 63 QL's y Spectrum's), la entrada de alimentación (POWER), el conector para monitores RGB y la salida de UHF.

Otros conectores

En la zona media de la parte posterior se encuentran, de izquierda a derecha, dos puertos serie RS-232-C (SER1 y SER2), otros dos para joystick (CTL1 y CTL2) y el puerto para cartuchos ROM, protegido por una pequeña tapa.



Unidades microdrives incorporadas

El QL venía equipado con dos unidades microdrives. La unidad situada a la izquierda (mdv1_) permitía ejecutar automáticamente un fichero de arranque (BOOT). El otro microdrive (mdv2_) era muy útil para trabajar con datos y copias de seguridad. Cada unidad poseía un led rojo que indicaba su actividad.

En la parte inferior derecha vemos la tapa que daba acceso al conector de unidades microdrives adicionales (hasta 6).



Interior de un cartucho microdrive

Los cartuchos microdrives se basaban en una idea sencilla, pero ingeniosa: una pequeña cinta magnética enrollada sin fin, que se desplazaba a gran velocidad por la acción del rodillo que incorporaban las unidades microdrives, siendo leída o grabada la información por un cabezal.

Los cartuchos microdrives contenían una cinta de unas 200 pulgadas, que era desplazada a 28 pulgadas/segundo. En menos de 8 segundos, la cinta había dado una vuelta completa. Sin embargo, la alta velocidad unida al roce con la cabeza lectora/grabadora, provocaban un desgaste muy rápido de la cinta.



Cartucho microdrive

Los cartuchos microdrives podían almacenar, de media, unos 100 KB.

Al adquirir un cartucho nuevo debíamos formatearlo varias veces (usando el comando FORMAT), pudiendo alcanzar hasta 255 sectores, cada uno de 512 Bytes. FORMAT permitía poner un nombre al cartucho. Cuando finalizaba la operación de formateo, se indicaban los sectores correctos dentro del total conseguido. Posteriormente podíamos visualizar el directorio del cartucho, junto a su nombre de volumen e información sobre los sectores disponibles, mediante el comando DIR.

Si quitábamos la pestaña situada a la derecha del cartucho, lo protegíamos contra la escritura. Todos los cartuchos poseían una cubierta protectora para guardarlos con seguridad.




Interior del QL

Visión general del interior de uno de mis QL's.
En el extremo izquierdo de la placa base podemos ver el puerto de expansión. La caja del ordenador reservaba un reducido espacio interno para las futuras ampliaciones.

Unidades microdrives al descubierto

Unidades microdrives internas con sus cabezas lectoras/grabadoras. Entre los motores de las unidades se halla un pequeño zumbador que reproduce los sonidos generados por el QL.


QReino RetroPágina
1999-2017 QReino