Domingo, 21 de abril de 2024
Año XXIV / Edición 292 / 24 de febrero de 2024
MIS RELIQUIAS
MIS RELIQUIAS
Mac

Total de ordenadores: 185

Os presento mi colección de material informático más "veterano".

Computadoras, monitores, así como otro hardware y software, junto a numerosos recursos bibliográficos, van conformando una apasionante colección desde hace ya varios años, rodeada de buenos momentos y alguna que otra anécdota.

Visita las diferentes secciones para saber más...

Y ahora en la colección...

Más material para Amiga: Tapas originales de los puertos (posterior e inferior) de los A1200, una disquetera externa con referencia 302C y tapa original del puerto lateral izquierdo de los A500.
ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


ColecciónColección
Visión parcial de la colección...


<<< A la izquierda aparecen miniaturas de varias fotos de mi colección. Situando el puntero sobre cualquiera de ellas, se ampliarán. Si deseamos que no se cierre la imagen ampliada, nos trasladaremos dentro de ésta.


COMENCEMOS...

Numerosos equipos representantes de diversas plataformas informáticas que en décadas pasadas competían por una cuota de mercado, se resisten aún hoy a desaparecer pese al transcurso del tiempo, siguiendo "presentes" gracias a una legión de entusiastas repartidos por todo el mundo.

Cada vez más, lo "retro" está de moda, y en el mundo que rodea a la Informática también se ha dado este fenómeno, aunque las connotaciones sean lógicamente diferentes a las aplicadas en otros ámbitos...

A este "movimiento retro" surgido en torno a la Informática, se conoce como Retroinformática. También se habla de Informática vintage, clásica... entre otros términos.

A su alrededor surgen usuarios, coleccionistas, asociaciones, desarrolladores de nuevo hardware / software, sitios web, emuladores, vendedores, subastas, exposiciones, museos, parties, congresos, publicaciones, curiosos, oportunistas, especuladores... y hasta empresas con mayor o menor solidez, que siguen aprovechando el tirón ofrecido por determinadas marcas que un día fueron líderes por alguna razón. Incluso, en estos últimos años, se han fabricado reediciones especiales de antiguos microordenadores y videoconsolas que marcaron una época.

Dentro de toda esta vorágine también me encuentro yo, situándome como un mero usuario que colecciona variado material, donde predominan los ordenadores y que sólo pretende disfrutar de esta afición.

En esta sección introductoria de Mis Reliquias Informáticas, la mayor parte de su contenido se va a centrar, precisamente, en la parte hardware, que es la columna vertebral de la colección.

Dicha colección, como tal, comienza a despegar en octubre de 1998 (aunque ya disponía de numeroso material desde los años ochenta, principalmente de Sinclair), siendo su crecimiento en los últimos tiempos cada vez menor y más selectivo. Tanto el espacio disponible como los medios no son ilimitados...

Desde 1998 hasta finales de 2011, la colección permaneció en un bajo familiar, gracias a mis padres. A partir de ese momento comenzó una lenta "mudanza" a mi nueva casa, que culminó en noviembre de 2012, persiguiendo una mejor organización y conservación de todos los artículos.

En la nueva ubicación los materiales están repartidos entre varias zonas. La estancia principal, que es la recogida en las primeras catorce fotografías que veis a la izquierda, es donde se aglutina el grueso de la colección (fundamentalmente hardware, software, revistas y folletos). Los libros y la mayoría de los manuales están organizados en una librería situada en otra dependencia de la casa. Además, los manuales que inicialmente estaban incluidos con hardware y software que conservan sus embalajes originales, siguen empaquetados junto a ellos para mantener el estado original.

Este interés por la Informática nace durante la adolescencia, provocado por un ZX81, al que posteriormente seguirían un ZX Spectrum 48K, un Sharp MZ-80B, un ZX Spectrum + (concretamente la versión "españolizada" fabricada por Investrónica), un ZX Spectrum +3 y finalmente el mundo de los compatibles PC, con un Philips P2120. Realmente los tres útimos equipos fueron míos, mientras que el ZX81 y Spectrum 48K los utilicé donde cursé bachillerato, y el Sharp MZ-80B (del que recuerdo su imponente aspecto y fenomenal teclado) en un centro de estudios informáticos.

Como veis, las máquinas de Sinclair predominaron en mis inicios. Todavía conservo en perfecto estado tanto el Philips P2120 como el ZX Spectrum +3, al que tengo una especial devoción. Este último dispone de sus embalajes y manual originales. Fue un ordenador que usé bastante, tanto a nivel lúdico como más serio, ya que en unión de una impresora Epson LX-800 (que sigo teniendo) y de software adecuado (procesador de textos, base de datos, tratamiento gráfico, CP/M...), se conseguían hacer cosas muy interesantes, teniendo en cuenta las limitaciones de la máquina.

Durante aquel tiempo también seguía con gran interés las informaciones (principalmente a través de revistas especializadas) y publicidad, que tenían como protagonistas a otros ordenadores, como el Amiga, particularmente el A500 (máquina que me impactó en su momento por su "amigable" interfaz, increíbles gráficos y fantástico sonido), el QL, el Atari ST, los Amstrad CPC o los primeros Macintosh, entre otros.

Años después, en 1998, estando en la sección de Informática de un centro comercial de mi localidad, me sorprendió encontrar (expuestos al público y rodeados de "modernos" PC) a varios ordenadores míticos: un Amiga 500 y dos Sinclair QL. El A500 y uno de los QL estaban completos, con sus cajas, corchos, manuales, software, tarjetas de garantía... Tras una "negociación" con el vendedor, acordamos un precio de liquidación que me animó a adquirirlos. Comenzaba así, sin darme cuenta, lo que sería el principio de una afición.

Con el Amiga no tuve ningún problema, ya que estaba plenamente operativo, en un estado excepcional, tanto él como los manuales y el software. Sin embargo, los QL, no. Las membranas del teclado se encontraban inservibles (un problema típico con el paso de los años en las máquinas de Sinclair, antes de pasar la empresa a ser propiedad de Amstrad).

Tardé algún tiempo en conseguir unas membranas nuevas (importadas entonces del Reino Unido, procedentes de una antigua remesa que tenía Tony Firshman -TF Services- ya que, por aquellas fechas, no localicé repuestos en España) y una fuente de alimentación original (a estrenar, también adquirida a Tony Firshman) que le faltaba al segundo QL, y que además me serviría como repuesto.

Estas primeras adquisiciones trajeron a mi memoria algunos recuerdos, donde escasos años atrás todavía podían verse ordenadores como el ZX Spectrum +3 (nuevos y completos), en algún que otro escaparate de mi provincia, por un precio que rondaba las 12 000 pesetas de aquel momento.

Actualmente, si nos ceñimos al material original antiguo, esta afición no se ha librado del fenómeno de la especulación y del daño que ha producido, provocando precios inflados y en ocasiones "disparatados" por cualquier tipo de artículo (a veces sin valorar seriamente su verdadero estado de conservación). De todas formas, cada cual es libre de fijar un precio como vendedor; pero será el comprador, en última instancia, el que decida (guiándose por su corazón o por su cabeza), comprar o no. Por suerte, no todo está contaminado por la especulación.

Centrándonos nuevamente en mi colección, ésta se ha ido nutriendo de equipos (u otros elementos) que adquiero (buscando precios razonables) o bien los consigo de forma totalmente gratuita (cedidos por particulares o empresas). Además de las generosas aportaciones de familiares y amigos, los casos más curiosos los protagonizaron dos empresas a las que "liberé" (sin coste alguno) de gran cantidad de material "obsoleto" que había quedado olvidado en sus almacenes y talleres. Hoy día, estas situaciones son cada vez más improbables, aunque no imposibles.

Dentro de la colección, numeroso hardware se encuentra en perfecto estado (tanto a nivel de funcionamiento como estético). Algunos equipos han llegado a mis manos SIN ESTRENAR, totalmente nuevos, con sus embalajes originales e incluyendo sus tarjetas de garantía. Son casos contados, pero a veces la suerte surge donde menos podemos imaginar.

Si uno dispone de tiempo, la labor de "rastreo" sobre el terreno (en nuestra localidad o en otras cercanas -o no tanto-) puede depararnos gratas sorpresas... Varios de mis mejores artículos los he conseguido así. Sólo es cuestión de paciencia y suerte. Resulta especialmente grato tener entre las manos un material que ha permanecido algunas décadas olvidado en un almacén y que nunca ha sido utilizado...

Cuando un nuevo hardware se suma a la colección, es desmontado y limpiado si es necesario, e incluso practico sencillas reparaciones, llegado el caso. De todas formas, siempre es conveniente revisar internamente el material, para intentar descubrir a tiempo posibles deterioros provocados por la acumulación de suciedad, sustancias corrosivas derivadas de componentes en mal estado (como condensadores electrolíticos, pilas/baterías de respaldo...), la aparición de óxido... y que con el tiempo tendrían consecuencias irreversibles. De todas formas, estamos hablando de máquinas con bastantes años, que a medida que pase el tiempo, serán cada vez más difíciles de reparar y/o conservar. En cualquier caso, pueden existir réplicas modernas de determinadas computadoras o consolas clásicas famosas, así como los emuladores, aunque las sensaciones no sean las mismas que actuando sobre las máquinas originales.

En cuanto a la organización de mi colección dentro de QReino RetroPágina, aparece clasificada atendiendo a la marca o a la relación que el artículo mantenga con ella, aunque sea de otro fabricante, y está desarrollada por las retrofichas informativas (recogiendo las principales características, datos sobre el estado de conservación, mantenimientos realizados, reparaciones...). En esos listados se suelen indicar las unidades disponibles. Poseer artículos repetidos puede estar motivado por la necesidad de repuestos, localizar un material en mejor estado o por la adquisición de lotes.

Entre los proyectos, siempre presentes, está el seguir ampliando/actualizando la información de las retrofichas. Además, las revisiones periódicas de los elementos que conforman la colección (principalmente hardware), así como la posible recuperación de aquel material averiado o incompleto, son cosas esenciales para seguir disfrutando de su uso.

Para ir finalizando, os responderé brevemente a cuestiones que algunos me planteáis repetidamente: Sobre si vendo o intercambio material, la respuesta sigue siendo negativa. Es muy probable que la colección se mantenga tal y como está, salvo situaciones muy puntuales. Respondiendo a otro tema recurrente, desde este sitio web no se van a generar archivos para descarga. Tampoco se presta ningún material, por malas experiencias anteriores... Y en cuanto a realizar reparaciones para terceros, sería muy temerario por mi parte, ya que mis conocimientos sobre electrónica son elementales.

Concluyendo, la colección está en su límite para un mantenimiento y disfrute óptimos. Es muy importante que el material se encuentre debidamente conservado y clasificado, evitando "amontonamientos compulsivos" aquí y allá... Tampoco debemos olvidar que se trata de una mera afición, como cualquier otra, con la que pasar unos ratos entretenidos, sin obsesionarnos ni obligarnos a nada más.

Saludos y hasta la próxima edición.


QReino RetroPágina
1999-2024 QReino